El Blog de fertinyect

Origen y Biología del Picudo Rojo

El peor enemigo de las palmeras

23 de Febrero de 2015 Picudo rojo Palmeras Ynject Plaga
  • El Picudo Rojo (Rhynchophorus ferrugineus) es un insecto que se alimenta de las palmeras y se extiende impresionantemente rápido por el territorio. Se trata de un gorgojo de la especie de coleóptero curculionoideo, que, al no encontrarse en su zona de origen, no tiene un depredador natural que se alimente de ellos y controle el número de ejemplares de esta grave plaga.

    Este coleóptero originario del Sudeste Asiático y Polinesia, se ha extendido a un gran número de zonas subtropicales de todos los países en los que se encuentra, prestando especial atención a Egipto, Marruecos, Arabia Saudí e Irán, por ser éstos nuestros proveedores más habituales de palmeras.

    La presencia del picudo rojo en España tuvo lugar cuando por la época de los 90 se importaban palmeras procedentes, mayoritariamente, de Egipto e Indonesia, las cuales se descubrió posteriormente que venía infectadas por la plaga. En Europa, España, y más concretamente en Andalucía, el Picudo Rojo fue detectado en 1995 en Almuñécar (Granada), extendiéndose a continuación a las zonas costeras de las provincias de Málaga y Granada, desde Vélez Málaga a Motril, donde se mantuvo hasta 2004, en que comenzó su expansión a toda la costa andaluza desde Huelva hasta Almería, y distintos puntos del interior de las provincias de Córdoba, Jaén y Sevilla. A partir de 2004 se detectó en la Comunidad Valenciana, concretamente en el palmeral de Elche, considerado el mayor palmeral de Europa, apareciendo en 2005 en Murcia y Canarias. En 2006 llegó a Cataluña y posteriormente ha invadido Baleares, Portugal, Francia, Italia, Grecia y Chipre.

     

       

     

    1. Biología del insecto

    Características

    Es imprescindible conocer las principales características biológicas del insecto, para conocer su comportamiento.

    - El huevo no es fácil de ver, por su pequeño tamaño. Tiene forma ovalada, color blancuzco brillante y mide de 1 a 2,5 mm. La hembra pone entre 300 y 400 huevos de media, y los deposita, aisladamente, en el tejido blando de las palmeras, y, en general, en las heridas de los ejemplares susceptibles.

              

    - La larva va aumentando de tamaño y adquiriendo un color más ocre a medida que va evolucionando, así su tamaño puede variar entre los pocos milímetros de la larva recién nacida y los cinco centímetros de longitud de la larva de último estadio. Es de color crema o amarillo-marfil, sin patas y con forma de pera. Destaca la cabeza, muy gruesa y de color marrón oscuro en la que se observan las fuertes y poderosas mandíbulas con las que se alimentan.

                 

    - La pupa es de color variable, se va oscureciendo durante la pupación, quedando inmóvil, protegida en un enorme capullo cilíndrico, confeccionado por la larva, con fibras de la palmera, que reúne y amasa.

               

    - El insecto adulto es un coleóptero muy grande (2-5 cm) de rostro alargado en forma de pico. El color es muy característico, pardo-rojizo, dando lugar a su nombre vulgar por el que es conocido “picudo o gorgojo rojo”. Suele tener varias manchas negras, como lunares, sobre la parte dorsal del tórax y líneas oscuras en las alas duras. El macho y la hembra se diferencia básicamente en que el macho tiene unos pelos con forma de cepillo en el pico y la hembra no. Y, por lo general, aunque no siempre se cumple, el macho tiene el pico más corto y la hembra algo más largo. El picudo en su fase adulta, es capaz de desplazarse en vuelo largas distancias, aunque en la zona afectada se comporta de manera bastante sedentaria. Su actividad es diurna.

                      

     

    Ciclo Biológico

    La duración del ciclo biológico y el comportamiento del mismo es muy variable, según las condiciones bio- climáticas en las que se desarrolla.

    Esta especie, en Andalucía, tarda tres o cuatro meses de media en completar el ciclo, por lo que se solapan varias generaciones en el mismo año. De este modo, el insecto se asegura la existencia continuada de la totalidad de los estadios de desarrollo durante todo el año.

    Mientras la palmera atacada presente tejido vegetal susceptible de servir de alimento, los adultos no precisan salir al exterior y permanecen en la zona viva de la misma palmera durante varias generaciones aprovechando las condiciones tan especiales en las que se encuentra (alta temperatura y humedad), que favorecen su desarrollo y los hacen no depender de las condiciones climáticas externas adversas. Solamente cuando está totalmente destruida o no puede seguir albergando a la siguiente generación y la temperatura ambiente lo permite, los adultos emigran en busca de nuevos ejemplares para colonizar. Las hembras fecundadas acuden preferentemente a palmeras enfermas, con heridas por poda o deshijado o debilitadas por haber sido trasplantadas recientemente.

     

     


Escrito por: Fertinyect

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newletter y recibirás las últimas noticias y novedades en tu correo electrónico